EL DF

15 marzo, 2005

Para muchos de los que visitan México D.F. por primera vez es una gran sorpresa descubrir que es un lugar muy cosmopolita – una de las ciudades de clase mundial como Paris, Londres y Nueva York.

Palacio NacionalInnumerables edificios que han ido erigiéndose a través de los siglos, modernos rascacielos rodeados de barrocas estructuras coloniales. Hectáreas de parques y avenidas bordeadas de árboles, mansiones con muros tapizados de bugambilias. Un sistema de transporte público conocido como Metro que constituye una de las redes más importantes a nivel mundial, un mar de autobuses y millones de coches zumbando de un lado a otro, pasajeros apresurados por todas partes. Su ritmo es frenético, como el de toda gran megalópolis, pero con un colorido latino muy distintivo.

La Ciudad de México es rica en historia, cultura, entretenimientos, paisajes y sobre todo en gente muy amigable cuya hospitalidad brota de manera tan natural como sus sonrisas.

EL CENTRO HISTÓRICO

Este es el lugar más lógico para empezar a adentrarse en la Ciudad de México, ubicado precisamente en el corazón del primer cuadro, en el lugar donde alguna vez se erigió la gran Tenochtitlan, capital de la cultura Azteca. Ésta fue destruida por los conquistadores españoles que construyeron su propia fascinante ciudad encima de las antiguas ruinas, una ciudad destinada a convertirse en el centro político, social y comercial de todo el país.

La Historia es aun más perceptible al caminar por en Centro Histórico, que incluye más de doscientos edificios arquitectónicamente relevantes, enclavados alrededor del Zócalo (también conocido como Plaza de la Constitución), y la Alameda, un parque ubicado a solo cinco cuadras.

La primera parada debe ser en Palacio Nacional, en el lado este del Zócalo. Además de su papel como edificio de ceremonias presidenciales, sus galerías que están abiertas al público, guardan los famosos murales de Diego Rivera, que cuentan vívidamente la historia entera de México a través de miles de personajes plasmados en las paredes. Estos monumentales murales fueron pintados entre 1929 y 1945.

A una cuadra al norte de Palacio Nacional, se encuentran las famosas ruinas aztecas del Tempo Mayor. Enterrados por siglos bajo el bullicioso centro de la ciudad, artefactos impresionantes se encuentran actualmente en exposición en el museo ubicado detrás de las excavaciones.

Frente al Templo Mayor se ubica la imponente Catedral de la Ciudad de México que empezó a construirse en 1567 y fue completada nada menos que 250 años después. Es la iglesia más grande de América Latina.

Junto a la Alameda – de relevante historia y recientemente remodelada – está el Museo Nacional de Arte que cuenta con una exhibición permanente de trabajos que van desde la época prehispánica hasta los tiempos contemporáneos.

Del lado opuesto de la Alameda se encuentra el Museo Franz Mayer, que muestra el esplendor de 400 años de arte utilitario. El edificio data del siglo XIV. Entre los tesoros coleccionador por Mayer, que nació en Alemania pero se enamoró de la Ciudad de México, se encuentran pinturas muy poco comunes del siglo XVII. Enfrente se erige el Palacio de Bellas que es en sí un punto de referencia obligado del siglo XX, y en la actualidad es también el corazón de la cultura contemporánea en México.

EL PARQUE DE CHAPULTEPEC

Dentro de las 551 hectáreas de árboles y caminos sombreados del frecuentemente denominado “pulmón” de la Ciudad de México, pueden encontrarse tantas atracciones que los mapas del parque se dividen por zonas: El zoológico; un lago artificial con botes para remar; el mundialmente famoso Papalote Museo del Niño; la Feria, el parque de diversiones más antiguo de la ciudad, restaurantes, áreas para picnic, senderos para caminar o correr, todos ofreciendo una multiplicidad de opciones a los visitantes. Chapultepec es también el hogar de varios sitios y museos que no deben perderse.

El distinguido Museo Nacional de Antropología e Historia, hospeda más de 3,000 años de riquezas arqueológicas nacionales. Además de una enorme colección de artefactos monumentales de las culturas Azteca, Tolteca, Maya, Olmeca entre otras, todo el segundo piso está dedicado a mostrar la forma vida actual de los pueblos indígenas del país.

El Museo Rufino Tamayo es el escaparate para el trabajo de este magistral artista y también de diversas colecciones itinerantes.

El Castillo de Chapultepec nos ofrece un vistazo de lo que fue alguna vez la residencia del Emperador Maximiliano, así como de otros presidentes mexicanos.

La Historia de México reposa en el Museo Nacional de Historia. El nombre este museo es bastante apropiado ya que contiene una colección especialmente maravillosa de arte folklórico de los siglos XVIII y XIX.

LAS COMUNIDADES DEL SUR

Coyoacán es una hermosa área colonial ubicada al sur de la Ciudad de México. El domingo es el mejor día para visitarla ya que sus plazas y jardines se convierten en el escenario de exhibiciones de arte y venta de coloridas artesanías.

En el bello Coyoacán se encuentra el famoso Museo de Frida Kahlo. La artista y esposa de Diego Rivera nació en esta casa que actualmente exhibe una verdadera combinación ecléctica de memorabilia de su vida como pintora y compañera de Rivera. A unas cuantas cuadras del Museo de Kahlo se encuentra el Museo León Trotsky, hogar del líder comunista exiliado que buscó asilo en México.

San Ángel ha logrado preservar su sabor provincial y sus calles empedradas de la época en que no formaba parte de la ciudad. Es uno de los lugares favoritos de artistas e intelectuales. Los lugares que hay que visitar son el Bazar del Sábado y el Ex Convento del Carmen.

Más allá de Coyoacán, en el extremo sur de la ciudad se encuentra una auténtica aventura típica de la Ciudad de México: los Jardines de Xochimilco. Desde tiempos antiguos, estos abundantes canales se llenan de gardenias que crecen tan prolíficamente que las embarcaciones tipo góndola están decorados con éstas flores y sus pétalos flotan sobre las aguas del canal hechizando a los visitantes.

Además del centro de estilo colonial, los parques y los mercados de flores y plantas, Xochimilco ofrece actualmente un paseo en trajinera, botes decorados con colores brillantes, flotando a lo largo de dos secciones de canales que pasan entre modernas plantaciones verdes. Una de las secciones es una tranquila zona ecológica y la otra es una zona turística llena de vida. En la trajinera usted puede recibir una serenata, comprar bebidas y alimentos, así como recuerdos del lugar, mientras pasea a entre impresionantes bellezas naturales.

A LAS AFUERAS DE LA CIUDAD.

La Ciudad de México está perfectamente ubicada para realizar ilimitados paseos de un día o medio, utilizando su hotel como base.

A solo una hora de carretera hacia el norte de la capital se encuentra la zona arqueológica de Teotihuacan (500 A.C. – 700 D.C.), que precedió a la capital Azteca de Tenochtitlán. Este es el sitio arqueológico más visitado de todo el país.

Generalmente este paseo a las pirámides incluye una visita a la Basílica de Guadalupe. Un gran momento de cualquier visita a México consiste en tomarse una foto con uno de los telones pintados a mano. Personas famosas como Edward Weston, Diego Rivera y Tina Modotti se fotografiaron en el lugar.

A solo dos horas al sudeste de la ciudad se encuentra la ciudad de Puebla, famosa por sus edificios coloniales y su deliciosa cocina.

Tlaxcala es otra de las ciudades coloniales que se localiza a solo dos horas de la capital.

A una hora y media al sur de la ciudad se encuentra Cuernavaca uno de los lugares preferidos para una breve escapada de fin de semana. Además de su agradable clima, su Museo Cuaunahuac se encuentra en un palacio construido por el conquistador Hernán Cortés.

Dos atracciones cercanas son la Ruta de los Conventos, que lleva a cerca de una docena de conventos de los siglos XVI y XVII, así como las ruinas de Xochicalco (600-900 D.C.). Nuevas excavaciones han triplicado el número de edificios que los visitantes pueden ver y puede encontrarse también un nuevo museo.

Taxco, una ciudad minera fundada en el siglo XVI, se localiza a una hora al sudoeste de Cuernavaca y a dos horas de Acapulco. Con más de 200 tiendas en donde se venden artículos de plata pura, esta ciudad recibe el merecido nombre de “La Capital Mexicana de la Plata”.

Toluca se ubica a una hora al oeste de la Ciudad de México, y ofrece como atractivos un concurrido mercado todos los viernes. Además puede encontrarse toda una colección de museos dedicados a estampas y acuarelas de los más prestigiados artistas mexicanos.

LA COMIDA EN LA CIUDAD DE MÉXICO

La comida en la Ciudad de México tiene sus orígenes en el pasado precolombino del país y refleja una multitud de ingredientes naturales así como la fusión de diversos grupos culturales. Una tendencia creciente entre los restaurantes es ofrecer platillos regionales típicos: especialidades de Puebla, Yucatán y Veracruz entre otros.

Hay tres razones principales por las cuales la comida Mexicana resulta incomparable:

  1. Las salsas. En México, las salsas son una complicada combinación de ingredientes frescos, generalmente crudos, que se sirve a parte y va agregándose a los demás platillos según el gusto de cada quien. Las salsas típicas combinan una gran cantidad de ingredientes como los chiles, una gran variedad de tomates, especias, ajo, cinlantro o perejil, semillas y algunas veces hasta frutas.También existe una enorme variedad de “moles”, tan diversa como las regiones de las que son originarios. Prácticamente cada ciudad tiene su propio “mole” que varía según la disponibilidad de ingredientes en la localidad. Hay mole verde, rojo, amarillo o negro; mole con y sin chocolate, mole caliente y mole de olla. La única constante es que es posible saborearlos todos en la Ciudad de México. En otoño, algunos restaurantes han iniciado la tradición de presentar “el mole del mes”, y llegan a ofrecer hasta 30 diferentes variantes.
  2. Antojitos. Toda buena comida mexicana comienza con un buen antojito. Tacos, enchiladas, quesadillas y muchos otros platillos que en el extranjero se conocen como “comida mexicana”, empezaron siendo antojitos. Pero éstos son solamente los primeros de una larga lista de maravillosas comidas mexicanas.
  3. El maíz. Más allá de su justificada fama como ingrediente básico en la confección de tortillas, el maíz – cuyos orígenes se remontan a varios siglos – también se presenta en una gran variedad de colores, texturas y sabores. Moler el maíz, hacer la masa, preparar los deliciosos discos y cocinarlos en el comal es un verdadero arte. El maíz es el sustituto del trigo en la dieta básica de los mexicanos. De cierta forma, hace que el pan se vuelva innecesario. Es uno de los ingredientes básicos de los antojitos y también se utiliza en ciertas sopas y aun en algunas bebidas típicas que se sirven como aperitivos.

La primer regla para comer en México es no apurarse. Mientras revisa el menú, pruebe una de las excelentes marcas locales de cerveza o bien un tequila derecho, servido en un pequeño vaso conocido como “caballito”.

Después vienen los antojitos o botanas. Le recomendamos no saltarse la variedad de sopas, que normalmente incluyen cremas o caldos mezclados con otros ingredientes como el nopal, el chile, la calabaza. También le recomendamos no olvidar las sopas secas como el delicioso arroz o la gran variedad de pastas.

Posteriormente lo invitamos a probar por lo menos una de las muchas entradas. México cuenta con diversas especies de pez fresco, como huachinango, robalo así como camarones gigantes. El pollo y las carnes son de excelente calidad en la mayoría de los restaurantes, y pueden encontrarse a la parrilla, asadas o fritas.

Los frijoles refritos son una guarnición casi omnipresente en la comida mexicana. Aun cuando las porciones suelen ser pequeñas, debido a los muchos tiempos de las comidas mexicanas, son con mucho suficientes. Después de la comida, viene el café y los postres. Termine su comida tan como la comenzó: con calma y disfrutándola.

MÉXICO DE NOCHE

De acuerdo con la típica costumbre latina, toda una nueva faceta de la Ciudad de México surge cuando se pone el sol.

La concentración más vívida de entretenimiento nocturno se localiza en tres áreas principales: el centro Histórico, particularmente en torno a la Calle Madero; en las muchas calles peatonales de la Zona Rosa y Polanco; y a lo largo de un buen tramo de Insurgentes, la avenida más larga de la ciudad y una de las más transitadas. Hay una gran cantidad de teatros, restaurantes, bares y discotecas. La moderna selección de techno, rock y música pop, se mezcla con la salsa latina, el merengue y la música country, ranchera, tropical o norteña.

Los mariachis son ya tan fuertemente identificados con México que es imposible no mencionarlos. La esencia de su arte se concentra todas las noches en la Plaza Garibaldi, una plaza llena de vida ubicada en uno de los barrios más antiguos de la Ciudad de México, en donde una docena de grupos de mariachis se reúnen y se presentan a los automovilistas para que los contraten en el momento o para llevar una serenata.

Muchos visitantes dejan pasar la oportunidad de asistir a espectáculos de primera clase que van desde recitales, conciertos, música sinfónica y ballet clásico. Estos eventos en vivo se llevan a cabo en el Auditorio Nacional o el Palacio de Bellas Artes. En el Palacio de los Deportes o en el Foro Sol puede usted asistir a conciertos de rock.

Los visitantes que buscan experiencias nuevas y divertidas apreciarán de sobre manera un espectáculo lleno de color y sabor mexicano: el mundialmente famoso ballet folklórico. Con sus brillantes colores, y su variada música, es posible presenciarlo todos miércoles y domingos durante prácticamente todo el año en el esplendoroso Palacio de Bellas Artes. Concebido por la coreógrafa Amalia Hernández, este ballet se ha convertido en un espectáculo de clase mundial.

CONSEJOS DE VIAJE

Clima: México ofrece un clima y una temperatura agradables durante todo el año. Sin embargo, debido a su altitud es posible experimentar cambios buscos de temperatura y las mañanas y tardes pueden ser sorprendentemente frescas aun en los meses más calurosos. Los meses más cálidos son Mayo, Junio y Julio.

Tipo de cambio: la moneda oficial en México es el peso. Actualmente el tipo de cambio oscila entre los 9.20 y 9.70 pesos por dólar estadounidense.

Transporte: la mejor manera de transportarse en la Ciudad de México es por taxi. Le recomendamos utilizar solamente taxis autorizados en el aeropuerto, radio taxis, o sitios de taxis en hoteles y restaurantes.

Salud: Recuerde que la Ciudad de México se ubica a una altura de 7,200 pies por encima del nivel del mar. Recuerde no excederse en sus actividades por lo menos durante los primero días de su estancia. Por otra parte le recomendamos beber solamente agua embotellada. Por lo demás los estándares de limpieza y sanidad en la Ciudad de México coinciden con las expectativas modernas.