NEBRA UNA MIRADA MILENARIA

29 septiembre, 2008

Disco de Nebra

El disco de Nebra, la representación más antigua de la bóveda celeste, realizada en Alemania en la Época de Bronce, inspira la novela de un escritor mexicano

(Reportaje)

“Nebra” es la novela del escritor mexicano Arturo Ortega Blake (Delicias, Chihuahua 1948),[1] publicada por Editorial Grijalbo en 2008. Esta obra fue seleccionada entre las finalistas del premio Azorín en 2006, certamen literario que otorgan la Diputación Provincial de Alicante en España en conjunto con Editorial Planeta.

El autor, inspirado en un artículo que leyó en el año de 1999, y que fue publicado en la Revista Scientific American, y al cual se le dio continuidad en 2003 en la revista Nacional Geographic, tuvo conocimiento de la existencia del disco de Nebra, tema que llamó poderosamente la atención de Ortega Blake, ávido lector de la historia y por ende interesado en los fenómenos científicos logrados por diferentes civilizaciones, se dedicó con avidez a conocer más de este hito dentro del trancurrir de la humanidad que acontecía en Alemania. Se había realizado uno de los descubrimientos arqueológicos más importante de todos los siglos, ¡el hallazgo de un disco de cobre con incrustaciones de oro, éste ha resultado ser nada menos que, la representación cósmica más antigua conocida hasta la actualidad entre todas las civilizaciones, las pruebas de antigüedad arrojan para El disco de Nebra, una edad de 3,600 años!

Goseck (observatorio de Nebra)

Goseck (observatorio de Nebra)

Llamado por los científicos, “El disco de Nebra” (Himmelsscheibe von Nebra), fue hallado por un par de buscadores de metales, quienes supuestamente intentaban encontrar a través de detectores, armas y municiones que pudiesen vender en el mercado negro. Aconteció que efectivamente, los buscadores localizaron señales de restos de metal. Habían excavado en pleno bosque de Ziegelradaer, sobre el monte Mittelberg, cercano a la población de Nebra. El montículo tenía una elevación de 252m sobre el río Unstrut[2], en esta zona se localizan numerosos sitios arqueológicos que revelan fenómenos correspondientes al hombre de la época Neolítica y del Bronce, sin embargo, nada ha superado este casual hallazgo.

Goseck (representación de las mediciones de solsticios y equinoccios)

Goseck (representación de las mediciones de equinoccios y solsticios)

Mediante posteriores investigaciones y observación científica, se ha podido llegar a la conclusión de que este sitio presentaba características muy singulares y propicias para la observación de los fenómenos de la naturaleza, como son los cambios de las estaciones del año. Gracias al disco de Nebra, hoy se sabe que en esta zona, la llegada de los equinoccios y los solsticios pudieron ser conocidos por el ser humano de la Edad de Bronce, quien comprendió que el cosmos tenía una influencia directa y una información primordial con los elementos que le rodeaban.

Es un hecho la importancia que despiertan en el hombre, las estrellas que conforman la constelación de Las Pléyades, fenómeno observado por varias culturas y civilizaciones del mundo, en este disco están presentes siete estrellas principales que conforman la constelación que se destaca entre una luna menguante y otro astro de oro completamente redondo, a éste se le han dado diversas asignaturas, inicialmente se pensó que representaba al sol, pero investigaciones más recientes se inclinan por determinar que es la luna llena. Entonces se tendría en este objeto arqueológico, tan valioso, el esquema o mapa cósmico del movimiento astral en determinados momentos del año, esta información pudieron haberla tenido los hombres que habitaron Mittenberg hace miles de años. Gracias a las diversas alineaciones que ellos daban al disco a través de las diferentes épocas del año, dentro del círculo que conformó el observatorio astronómico de Goseck, cuya antigüedad está datada en 7,000 años, lo que lo convierte en el de mayor antigüedad. Goseck fue identificado desde el aire por un piloto apenas en 2003. Este especial sitio está constituído por dos círculos de empalizadas que protegían al disco y los cálculos que con él se hacían. La representación de Las Pléyades fue también conocida y apreciada por muchas otras culturas en el mundo, hay muestra de ellos en Australia, en Grecia y entre las culturas prehispánicas.

Retomando el descubrimiento o desenterramiento del disco de Nebra, los excavadores confesarían más tarde, que lo habían encontrado en una ofrenda muy sui géneris, en medio del montículo en donde estaba el disco, también se encontraron enterradas dos espadas de cobre, dos hachas, algunos brazaletes y un escoplo o punzón largo del mismo metal. Los traficantes señalaron que todos estos objetos, excepto el disco, habían sido vendidos por ellos en el mercado negro por 31,000 marcos equivalentes en ese entonces, el año 2000, a 16,000 Euros. Afortunadamente todos los objetos fueron recuperados por miembros de la policía de Alemania y Suiza y que junto con el ministro de Cultura de Sajonia-Anhalt, realizaron un rastreo exhaustivo de estos objetos hasta lograr su recuperación, la historia habría ocurrido así:

Una vez que los hombres que hallaron este tesoro de la Edad de Bronce lo habían logrado vender en el mercado de Estambul, el comprador lo ofreció a través de fotografías, a dos museos alemanes. El museo de Munich o München y el Museo de Berlín, Wifried Menglin, director de este último, ordenó al vendedor dirigirse al Museo de Prehistoria de München, el hombre temeroso desapareció entonces con las piezas por dos años. Después de este lapso, intentó de nuevo la venta en el año de 2002, Meglin dio aviso inmediato al Ministerio de Cultura de Anhalt, Sajonia y a la policía, gracias a esta acción logró recuperar todas las piezas que acompañaban al disco de Nebra y a éste mismo. El tesoro está hoy a buen resguardo en el Museo de Anhalt, para orgullo e interés cultural y científico de Alemania y del resto del mundo.

Representación de Cuicuilco

Representación de Cuicuilco

Pirámide de Cuicuilco

Pirámide de Cuicuilco

En México, particularmente el tema de Nebra ha llamado poderosamente la atención, es probable que quienes lleguen a conocer este extraordinario descubrimiento se remitan al enigma del conocimiento también muy avanzado, que las culturas prehispánicas tenían acerca del cosmos. La pirámide de Cuiculco, tuvo sus inicios entre el 800 y el 600 A.C., corresponde a la Cultura Preclásica del Valle de México. Está enclavada al sur del Distrito Federal, en la delegación Tlalpan. Esta pirámide resguarda también un misterio por ser circular, en toda Mesoamérica es la única con esta forma, en general en el mundo entero no es usual este estilo de construcción piramidal, parece obedecer por su estructura, su forma y sus elementos, a una adoración a la naturaleza, al volcán Xitle. La pirámide pudo ser un observatorio y un adoratorio simultáneamente antes de que hiciese el volcán hiciese erupción. Se cree que los habitantes de esta región conocían que el volcán estaba activo y la construcción de la pirámide se hizo con la idea de honrar al volcán, iba de la mano de éste el destino del lugar, ser adoratorio o templo y observar ahí la entrada de los solsticios y los equinoccios a través de sus dos rampas o accesos que van de poniente a oriente y viceversa. Construida hace más de dos mil años, Cuicuilco quiere decir “lugar en donde se hacen cantos y danzas o lugar de colores y cantos”. Es una muestra de los múltiples elementos de adoración de las culturas prehispánicas que sumaron sus conocimientos de la naturaleza junto con los elementos religiosos y misticismo propios y la contemplación a la trascendencia de la muerte, no olvidemos que en Goseck, el valioso tesoro arqueológico que se encontró era la ofrenda de una tumba. Tanto esta región alemana, como Cuicuilco en México, se caracterizaron por tener contacto con otras rutas y pueblos lejanos, en Cuiculco se encontraron enterrados carcoles marinos, emplema de sabiduría y prueba de su contacto con zonas lejanas, pues este centro ceremonial se encuentra situado tierra adentro, en el corazón de México, llegar a las playas representaba un esfuerzo considerable.

Monólito La Kiba (al pie de la pirámide circular de Cuicuilco)

Monolito La Kiba (al pie de la pirámide circular de Cuicuilco)

Al pie de la pirámide de Cuicuilco del lado sur de la misma, yace un pequeño círculo de piedras planas o lajas con inscripciones un tinta rojiza ya muy pálida, a este monolito se le conoce como la Kiba, lo que se ha descifrado es la importancia de ésta, pues se encuentra significando fenómenos de siembra y cosecha. Entonces tenemos las similitudes entre dos civilizaciones muy distantes que observaron la naturaleza y el cosmos para sobrevivir, dando auge al mayor de los recursos de su trabajo, la agricultura.

Pirámide de Cuicuilco cuando fue la erupción del volcán Xitle

Pirámide de Cuicuilco cuando fue la erupción del volcán Xitle

Goseck, la zona en donde se encontró el Disco de Nebra, es circular como Cuicuilo. Este observatorio estuvo delineado por dos círculos de empalizadas mientras que Cuicuilco por un gran surco que la rodea, se cree que fue un cuerpo de agua que circundaba a la pirámide. Desde ambos sitios el hombre observó la naturaleza y el cosmos.

Existen muchas otras zonas arqueológicas en México que pueden presentar fenómenos que tienen que ver con el cosmos, aunque en el México prehispánico prácticamente no se conoció la fundición de metales, ambos grupos étnicos, repartieron su mirada entre la Tierra y el firmamento a pesar de la distancia en el tiempo y el espacio que los separó.

El reciente descubrimiento del disco de Nebra y del observatorio de Goseck, ha sido estudiado por numerosos científicos, en especial la investigación ha estado a cargo de Wolfhard Schlosser, astrónomo de la Universidad de Rühr en Boden, de François Bertems de la Universidad de Halle en Wittemberg y de Harald Meller arqueólogo, quien explora el elemento de lo sagrado en la Época de Bronce.

En el aspecto más subjetivo, deslindándose del rigor de la ciencia, han surgido numerosos grupos y asociaciones que se interesan por los fenómenos de los astros y su influencia en la vida de los seres humanos, hoy en día existen numerosas asociaciones de grupos interesados en conocer más de Las Pléyades, inclusive el disco de Nebra ha motivado muchas inquietudes en algunas personas quienes gustan de considerarlo como un elemento netamente místico.

De esta tendencia, y del rigor científico, surge la novela de Arturo Ortega Blake que se desarrolla en dos épocas muy distantes, la vida hace miles de años en el observatorio de Goseck y la relación o comunicación de esa época con la actualidad en la ciudad más cosmopolita, Nueva York. “Nebra narra toda esta aventura en un contexto de elementos nuevos como son los hallazgos tan peculiares que se conjuntan con otros de la actualidad, como es el tráfico de objetos de arte.

El pasado 25 de septiembre, Arturo Ortega Blake presentó en la Ciudad de México su novela “Nebra”, estuvo acompañado en este evento por la Sra. Embajadora de Suecia en México, Ana Linstedt, el Sr. Embajador de Egipto Aly Houssam El-Din El-Henfi Mahmoud, por la Sra.Tanja Hutt, Consejera de Cultura de la Embajada Alemana, por Sarah Mangan, Primer Secretario de la Embajada de Irlanda, por Finn Pedersen, Cónsul y Agregado Cultural por Dinamarca en México y por Oyvind Haugen, Primer Secretario de la Embajada de Noruega. La nutrida representación de este distinguido grupo diplomático, obedece al interés que el hallazgo arqueológico del disco de Nebra ha originado, puesto que se relaciona con diversos hechos importantes para el continente europeo, los observatorios astronómicos como Stonhenge, las tumbas antiguas del Neolítico y de la Edad de Bronce como Newgrange en Irlanda y las posibles rutas entre los grupos y pobladores de diversos lugares que surgieron en el continente hace miles de años. La presencia del Sr. Embajador de Egipto confiere un especial lazo al disco de Nebra con el Mundo Antiguo pues existe un elemento de las incrustaciones de oro en el disco que representa la Barca del Sol, originaria de la cultura Egipcia.

Por parte de México, presidieron la mesa de presentación, el Lic. Carlos Acevedo Valenzuela, Secretario del INFONAVIT, en cuyas instalaciones se recibió a un auditorio aproximado de 300 personas, por el escritor y periodista Carlos Zugasti Islas, quien comentó los elementos literarios de la novela y naturalmente, por el propio autor de Nebra Arturo Ortega Blake.

Presentación del libro Nebra del escritor Arturo Ortega Blake

Presentación del libro Nebra del escritor Arturo Ortega Blake

Con el propósito de conocer más ampliamente el trabajo del autor, se realizó la siguiente entrevista posterior a la presentación del libro. El autor nos recibió amablemente en su casa en compañía de su distinguida esposa, Socorro Ortuño, quien siempre lo ha apoyado al igual que sus hijos, Esteban y Rodrigo.

Surge la primera inquietud:

—¿Qué fue lo que le motivó a escribir Nebra?

—En 1999 y en 2003, cayeron en mis manos dos artículos científicos en los que se presentaba el hallazgo del disco de Nebra, descubierto casualmente en una tumba de la Edad de Bronce. Este descubrimiento fue un detonador que inspiró mi novela. Después de conocer la aventura por la que habían pasado el disco, las espadas, el punzón, las hachas y los brazaletes hallados juntos en la tumba, me sentí motivado a escribir un relato en paralelo. Uní dos historias, dos épocas muy distantes, la de los personajes que habitaron en Goseck, lugar del observatorio de Nebra y Nueva York. Lo importante era hacer un puente a través del disco de Nebra, de un amuleto, y hablar del tráfico de arte en el mercado negro.

—Lo veo muy entusiasmado con el tema, aún después de haber desfogado mucho de él en la escritura.

—Definitivamente, este es un hallazgo importantísimo, no sólo a nivel local, para Alemania, lo es para toda Europa, para el Oriente, Egipto especialmente y para el mundo entero. Estoy seguro que en algunos años la ciencia podrá confirmar que estos lugares tuvieron contacto en la Época de Bronce.

—No queremos que nos narre la novela, creo que con las pautas que nos ha brindado, es suficiente para querer leerla, sin embargo sé que la novela histórica es sus especialidad, por lo tanto me gustaría que nos señalara la importancia de Nebra en otros aspectos además de los que ya hemos mencionado.

—Naturalmente, como hemos visto, el primer aspecto fundamental es comprender que efectivamente, el hombre de hace más de 3000 años pudo organizar un intercambio, una ruta comercial entre pueblos muy distantes, diferentes y remotos. Imaginar cómo habrá sido esto posible y las diferentes situaciones que entonces se dieron, es siempre interesante.

—Ya lo creo.

—En el aspecto tecnológico, la inquietud surge pues el disco de Nebra es el primer trabajo de bronce con incrustaciones de oro, hasta ahora se desconoce en su totalidad cómo el hombre de aquel momento histórico, pudo lograrlo.

Existen otro puntos, la mirada astronómica observa que es el primer mapa cósmico que se conoce y que nos llega desde la época más remota, representando una luna llena, las Pléyades una luna en cuarto menguante y la Barca del Sol. Se cree que este mapa cósmico se empleó para conocer con exactitud las fechas adecuadas de siembra y cosecha.

—¿Entonces la vida cambió para el hombre de la Edad de Bronce?

—Por supuesto, puede decirse que Nebra es la transición del hombre nómada al sedentario en toda esta región del mundo, o al menos gran parte de ésta. El ser humano había descubierto la forma de asentarse, de prever a través de la agricultura, nacen entonces las bases para una economía inicial de estos grupos.

—Usted es también economista ¿verdad?

—Cursé la licenciatura en Economía en la UNAM, luego una maestría en Holanda, es un tema intrínseco al ser humano, la economía está en todas las actividades del hombre.

—Ahora usted se ha dedicado a escribir todo el tiempo, ¿quiere decir que cambió su visión de la economía?

—Me gusta la novela histórica porque en ella van envueltos los juegos literarios con la realidad del ser humano, su barbarie y su nobleza, ambos inevitablemente ligados a su situación de vida y al resguardo de los bienes que le pueden sustentar. Considero entonces que no me he deslindado de mi formación, por el contrario, la he amalgamado para hablar de las realidades del hombre a través de mis novelas.

—Que por cierto ya son varias ¿verdad?

—Así es, de unos años para acá he logrado escribir varias.

—¿Quisiera mencionarme algunos títulos?

—Inicié con Frontera de Papel, un tema doloroso que habla de la Guerra de Intervención que Estados Unidos ejerció en México en el siglo XIX, luego siguió Ionaes Angelicus, (la mujer que llegó a ser Papa en el Vaticano, por cierto también fue alemana como el disco de Nebra), El mundo de los vikingos no me es ajeno, dicen que el Blake me llega de allá, así que escribí Leif, el hijo de Eric. Publiqué también La Hacienda del Diablo un libro que rememora mucho del México en el que crecí en la provincia mexicana, al norte del país, en el estado de Chihuahua y ahora Nebra. Inicialmente el título puede no decir mucho a quien no esté familiarizado con este descubrimiento, sin embargo he sabido que ha llamado mucho la tención el simple vocablo, cuya procedencia filológica es hoy por hoy un misterio más para que la ciencia tiene que descifrar. Por supuesto existe este sitio en Alemania que es donde surge la novela pero al parecer la palabra tiene raíces egipcias. Insisto en comentar que con los años la ciencia nos sorprenderá con la afirmación de que el hombre de la Edad de Bronce tenía alcances sorprendentes, que nos llegan hasta ahora como una interesante aportación de hechos de un pasado milenario lleno de riqueza e introspección humana.

—Mil gracias, ha sido realmente interesante el que nos aclarase los elementos básicos que rodean el misterio de Nebra.

—Siempre es un gusto compartir con otros lo que nos inquieta y nos sorprende, lo que nos hace comprender que este mundo está lleno de temas interesantes, de lazos entre los tiempos actuales y las épocas remotas.

Se dice que un reportaje investiga, desmenuza, aclara y finaliza. Por ello, este trabajo ha pasado por todos estos punto fundamentales, sin embargo, no quisiera concluir sin mencionar que Alemania ha hecho en un breve lapso, una fabulosa investigación científica que ahora el residente y el viajero a ese hermoso país pueden disfrutar. Puedo afirmar que es hermoso, pues sé que mi abuelo nació allá, justo en Sajonia y he leído tantos referentes que me llenan de orgullo acerca de Leipzig, su ciudad natal, que tengo la seguridad de que así es, Sajonia vuelve a destacar como lugar cultural y, si en algún tiempo estuvo dividida esta región, hoy florece con el Museo de la Prehistoria en Halle, (Landesmuseum für Vorgeschichte) y con la ruta turística que se ha fundado en esta región conocida como Ruta Celeste o Himmelswege y que contempla cuatro lugares fundamentales por su legado arqueológico y cultural:

1) Museo Land con “Nebra, el disco celeste”.

2) Sepulcro o cámara de piedra que alberga los restos de la Diosa Dolmenes, su antigüedad se calcula alredeor de 5000 años, se encuentra cerca de Langeneichstädt.

3) Observatorio solar de 7000 años de antigüedad en Goseck.

4) Centro de vivencias “Himmelswege” en el Monte Mittenberg. Aquí se encuentra la

Información referente al disco de Nebra. Se emplean recursos multimedia para que a través de una película, el vistante haga un viaje en 3ª. Dimensión imaginando que es una partícula que viaja en un planetario digital.

Ante el hallazgo del disco de Nebra y del observatorio de Goseck, la humanidad puede adentrarse en nuevas rutas del conocimientos del ser humano y de sí mismo, puesto que mirar los logros de la humanidad a través de su historia, es estar ciertos de que estamos aquí gracias al impulso y la inteligencia de seres que habitaron nuestro planeta en diferentes épocas y regiones.

Arturo Ortega Blake estudió en la Facultad de Economía de la UNAM. Realizó estudios de postgrado en planeación en la ONU y en La Haya, Holanda. Ha impartido clases en la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Veracruzana, la Universidad del Estado de México y la Universidad de Guanajuato, entre otras. Ha desempeñado diversos cargos públicos en el gobierno federal y en la Organización de las Naciones Unidas. Ha obtenido premios literarios internacionales en España, Uruguay, Argentina, México y Brasil, en los géneros de cuento y novela corta. Es autor de Diccionario de Planeación y planificación, del Diccionario de planificación económica y de la Antología de frases latinas. Compilador de Planeación, la opción al cambio y de Frases célebres de todos los tiempos. Es autor de las novelas Frontera de papel, tres hermanos en la guerra México-Estados Unidos (Editada por Grijalbo en 2004). Su novela Ioannes Angelicus, la mujer que se convirtió en Papa (Plaza & Janes 2005) ha sido traducida al polaco y portugués y en México va en su segunda edición. En 2006 Grijalbo le publicó Leif, el hijo de Erik, los vikingos que descubrieron América a principios del Siglo XI. En 2007 la editorial Random House le publicó la novela La hacienda del diablo, la verdadera historia de El Endrino, editada en Septiembre de 2007 y reimpresa en Enero de 2008. Asimismo su novela Nebra, lectores de astros en la edad de bronce fue finalista del Premio Azorin de Novela 2006 en España y ha sido editada por Random House en 2008.


[1] Ver datos biográficos y bibliografía del autor al final del reportaje.

[2] En esta zona coincidieron varias culturas, llegó a existir un sustrato común que dio origen a la construcción de túmulos :”Linaje de cultura Unetice o Cultura de los Túmulos o Cultura de los Campos de las urnas”.

Navidad en Alemania y México

5 diciembre, 2007

ALEMANIA

Las celebraciones de Navidad comienzan alrededor del 6 de diciembre. Para dicha época se hornean galletas y bizcochos de especias y se preparan arreglos navideños y juguetes, como las muñecas de frutas pequeñas.

Los alemanes crean “gingerbread houses” o pan de jengibre y galletas alusivas a la Navidad conocidas como maravillosas obras de arte de la repostería. Ulilizan Chrisbaumgeback. una masa qu puede ser moldeada en un sinf ín de formas y horneada para usarse como decoración del árbol de Navidad.

También en algunas areas de Alemania las personas piensan que el Niño Jesús envía un mensajero en la víspera de la Navidad conocido como Chritkind- un angel vestido de blanco que lleva una corona dorada. Los niños le escriben cartas para que les obsequie regalos.
Algunas veces decoran las cartas de pegamento y les echan azúcar para que brillen. Además creen en Weihnactsman, otra figura parecida a Santa Claus que también trae regalos las v1spera de Navidad.

MÉXICO

En Mexico durante la Navidad se rememora y vive en Las Posadas el peregrinar de María y José en busca de un lugar para pecnoctar. La idea de conmemorar el viaje hacia Belén se remonta a San Ignacio de Loyola en el siglo 16. El sugirió una novena o rezos especiales durante nueve diís. En 1580 San Juan de la Cruz h. lo propulsó y luego los misioneros españoles introdujeron estas costumbres a los indios mexicanos

Empezó como una ceremonia espiritual, luego de festividad. Entonces empezo a celebrarse por los hogares donde la comunidad se unía a estos.

La procesión comienza cuando empieza a obscurecer. Usualmente un niño vestido de ángel precede la procesión, seguido por niños que cargan las figuras de María, José, en una pequeña cuna de pino. Guirnaldas de flores de colores doquiera. Los niños preceden, luego los adulto y al final los músicos

Al llegar a la casa escogida el grupo se divide en dos, los peregrinos y los otros con los dueños de la casa. Los peregrinos tocan a la puerta y con una canción preguntan si les dan moradas. Los otros contestan;” quienes están tan tarde en la noche en mi casa?. Los peregrinos contestan en nombre de Dios deseamos posada, mi esposa no puede seguir viajando, esta cansada. Los otros contestan esto no es una posada. Esto se repite varias veces. Los peregrinos explican quienes son y que Maria necesita descansar pues va a dar a luz un niño. Los de la casa aceptan que entren y acceden .”Entren divinos peregrinos Le daremos morada a María Santísima, madre de Dios .”

Allí permanecen arrodillados rezando hasta que pasan al patio donde hay celebración con fuegos artificiales comida, dulces y alegría.

Se celebran 8 noches corridas hasta el día de Navidad. cuando se carga la imagen del Niño Dios. Este es cargado por padrinos nombrados .Con gran reverencia la imagen es dejada en un cuna de paja en el nacimiento con María José y una Mula en el pesebre. La ceremonia procesión o posada, termina afuera con un pesebre expuesto.

EL DF

15 marzo, 2005

Para muchos de los que visitan México D.F. por primera vez es una gran sorpresa descubrir que es un lugar muy cosmopolita – una de las ciudades de clase mundial como Paris, Londres y Nueva York.

Palacio NacionalInnumerables edificios que han ido erigiéndose a través de los siglos, modernos rascacielos rodeados de barrocas estructuras coloniales. Hectáreas de parques y avenidas bordeadas de árboles, mansiones con muros tapizados de bugambilias. Un sistema de transporte público conocido como Metro que constituye una de las redes más importantes a nivel mundial, un mar de autobuses y millones de coches zumbando de un lado a otro, pasajeros apresurados por todas partes. Su ritmo es frenético, como el de toda gran megalópolis, pero con un colorido latino muy distintivo.

La Ciudad de México es rica en historia, cultura, entretenimientos, paisajes y sobre todo en gente muy amigable cuya hospitalidad brota de manera tan natural como sus sonrisas.

EL CENTRO HISTÓRICO

Este es el lugar más lógico para empezar a adentrarse en la Ciudad de México, ubicado precisamente en el corazón del primer cuadro, en el lugar donde alguna vez se erigió la gran Tenochtitlan, capital de la cultura Azteca. Ésta fue destruida por los conquistadores españoles que construyeron su propia fascinante ciudad encima de las antiguas ruinas, una ciudad destinada a convertirse en el centro político, social y comercial de todo el país.

La Historia es aun más perceptible al caminar por en Centro Histórico, que incluye más de doscientos edificios arquitectónicamente relevantes, enclavados alrededor del Zócalo (también conocido como Plaza de la Constitución), y la Alameda, un parque ubicado a solo cinco cuadras.

La primera parada debe ser en Palacio Nacional, en el lado este del Zócalo. Además de su papel como edificio de ceremonias presidenciales, sus galerías que están abiertas al público, guardan los famosos murales de Diego Rivera, que cuentan vívidamente la historia entera de México a través de miles de personajes plasmados en las paredes. Estos monumentales murales fueron pintados entre 1929 y 1945.

A una cuadra al norte de Palacio Nacional, se encuentran las famosas ruinas aztecas del Tempo Mayor. Enterrados por siglos bajo el bullicioso centro de la ciudad, artefactos impresionantes se encuentran actualmente en exposición en el museo ubicado detrás de las excavaciones.

Frente al Templo Mayor se ubica la imponente Catedral de la Ciudad de México que empezó a construirse en 1567 y fue completada nada menos que 250 años después. Es la iglesia más grande de América Latina.

Junto a la Alameda – de relevante historia y recientemente remodelada – está el Museo Nacional de Arte que cuenta con una exhibición permanente de trabajos que van desde la época prehispánica hasta los tiempos contemporáneos.

Del lado opuesto de la Alameda se encuentra el Museo Franz Mayer, que muestra el esplendor de 400 años de arte utilitario. El edificio data del siglo XIV. Entre los tesoros coleccionador por Mayer, que nació en Alemania pero se enamoró de la Ciudad de México, se encuentran pinturas muy poco comunes del siglo XVII. Enfrente se erige el Palacio de Bellas que es en sí un punto de referencia obligado del siglo XX, y en la actualidad es también el corazón de la cultura contemporánea en México.

EL PARQUE DE CHAPULTEPEC

Dentro de las 551 hectáreas de árboles y caminos sombreados del frecuentemente denominado “pulmón” de la Ciudad de México, pueden encontrarse tantas atracciones que los mapas del parque se dividen por zonas: El zoológico; un lago artificial con botes para remar; el mundialmente famoso Papalote Museo del Niño; la Feria, el parque de diversiones más antiguo de la ciudad, restaurantes, áreas para picnic, senderos para caminar o correr, todos ofreciendo una multiplicidad de opciones a los visitantes. Chapultepec es también el hogar de varios sitios y museos que no deben perderse.

El distinguido Museo Nacional de Antropología e Historia, hospeda más de 3,000 años de riquezas arqueológicas nacionales. Además de una enorme colección de artefactos monumentales de las culturas Azteca, Tolteca, Maya, Olmeca entre otras, todo el segundo piso está dedicado a mostrar la forma vida actual de los pueblos indígenas del país.

El Museo Rufino Tamayo es el escaparate para el trabajo de este magistral artista y también de diversas colecciones itinerantes.

El Castillo de Chapultepec nos ofrece un vistazo de lo que fue alguna vez la residencia del Emperador Maximiliano, así como de otros presidentes mexicanos.

La Historia de México reposa en el Museo Nacional de Historia. El nombre este museo es bastante apropiado ya que contiene una colección especialmente maravillosa de arte folklórico de los siglos XVIII y XIX.

LAS COMUNIDADES DEL SUR

Coyoacán es una hermosa área colonial ubicada al sur de la Ciudad de México. El domingo es el mejor día para visitarla ya que sus plazas y jardines se convierten en el escenario de exhibiciones de arte y venta de coloridas artesanías.

En el bello Coyoacán se encuentra el famoso Museo de Frida Kahlo. La artista y esposa de Diego Rivera nació en esta casa que actualmente exhibe una verdadera combinación ecléctica de memorabilia de su vida como pintora y compañera de Rivera. A unas cuantas cuadras del Museo de Kahlo se encuentra el Museo León Trotsky, hogar del líder comunista exiliado que buscó asilo en México.

San Ángel ha logrado preservar su sabor provincial y sus calles empedradas de la época en que no formaba parte de la ciudad. Es uno de los lugares favoritos de artistas e intelectuales. Los lugares que hay que visitar son el Bazar del Sábado y el Ex Convento del Carmen.

Más allá de Coyoacán, en el extremo sur de la ciudad se encuentra una auténtica aventura típica de la Ciudad de México: los Jardines de Xochimilco. Desde tiempos antiguos, estos abundantes canales se llenan de gardenias que crecen tan prolíficamente que las embarcaciones tipo góndola están decorados con éstas flores y sus pétalos flotan sobre las aguas del canal hechizando a los visitantes.

Además del centro de estilo colonial, los parques y los mercados de flores y plantas, Xochimilco ofrece actualmente un paseo en trajinera, botes decorados con colores brillantes, flotando a lo largo de dos secciones de canales que pasan entre modernas plantaciones verdes. Una de las secciones es una tranquila zona ecológica y la otra es una zona turística llena de vida. En la trajinera usted puede recibir una serenata, comprar bebidas y alimentos, así como recuerdos del lugar, mientras pasea a entre impresionantes bellezas naturales.

A LAS AFUERAS DE LA CIUDAD.

La Ciudad de México está perfectamente ubicada para realizar ilimitados paseos de un día o medio, utilizando su hotel como base.

A solo una hora de carretera hacia el norte de la capital se encuentra la zona arqueológica de Teotihuacan (500 A.C. – 700 D.C.), que precedió a la capital Azteca de Tenochtitlán. Este es el sitio arqueológico más visitado de todo el país.

Generalmente este paseo a las pirámides incluye una visita a la Basílica de Guadalupe. Un gran momento de cualquier visita a México consiste en tomarse una foto con uno de los telones pintados a mano. Personas famosas como Edward Weston, Diego Rivera y Tina Modotti se fotografiaron en el lugar.

A solo dos horas al sudeste de la ciudad se encuentra la ciudad de Puebla, famosa por sus edificios coloniales y su deliciosa cocina.

Tlaxcala es otra de las ciudades coloniales que se localiza a solo dos horas de la capital.

A una hora y media al sur de la ciudad se encuentra Cuernavaca uno de los lugares preferidos para una breve escapada de fin de semana. Además de su agradable clima, su Museo Cuaunahuac se encuentra en un palacio construido por el conquistador Hernán Cortés.

Dos atracciones cercanas son la Ruta de los Conventos, que lleva a cerca de una docena de conventos de los siglos XVI y XVII, así como las ruinas de Xochicalco (600-900 D.C.). Nuevas excavaciones han triplicado el número de edificios que los visitantes pueden ver y puede encontrarse también un nuevo museo.

Taxco, una ciudad minera fundada en el siglo XVI, se localiza a una hora al sudoeste de Cuernavaca y a dos horas de Acapulco. Con más de 200 tiendas en donde se venden artículos de plata pura, esta ciudad recibe el merecido nombre de “La Capital Mexicana de la Plata”.

Toluca se ubica a una hora al oeste de la Ciudad de México, y ofrece como atractivos un concurrido mercado todos los viernes. Además puede encontrarse toda una colección de museos dedicados a estampas y acuarelas de los más prestigiados artistas mexicanos.

LA COMIDA EN LA CIUDAD DE MÉXICO

La comida en la Ciudad de México tiene sus orígenes en el pasado precolombino del país y refleja una multitud de ingredientes naturales así como la fusión de diversos grupos culturales. Una tendencia creciente entre los restaurantes es ofrecer platillos regionales típicos: especialidades de Puebla, Yucatán y Veracruz entre otros.

Hay tres razones principales por las cuales la comida Mexicana resulta incomparable:

  1. Las salsas. En México, las salsas son una complicada combinación de ingredientes frescos, generalmente crudos, que se sirve a parte y va agregándose a los demás platillos según el gusto de cada quien. Las salsas típicas combinan una gran cantidad de ingredientes como los chiles, una gran variedad de tomates, especias, ajo, cinlantro o perejil, semillas y algunas veces hasta frutas.También existe una enorme variedad de “moles”, tan diversa como las regiones de las que son originarios. Prácticamente cada ciudad tiene su propio “mole” que varía según la disponibilidad de ingredientes en la localidad. Hay mole verde, rojo, amarillo o negro; mole con y sin chocolate, mole caliente y mole de olla. La única constante es que es posible saborearlos todos en la Ciudad de México. En otoño, algunos restaurantes han iniciado la tradición de presentar “el mole del mes”, y llegan a ofrecer hasta 30 diferentes variantes.
  2. Antojitos. Toda buena comida mexicana comienza con un buen antojito. Tacos, enchiladas, quesadillas y muchos otros platillos que en el extranjero se conocen como “comida mexicana”, empezaron siendo antojitos. Pero éstos son solamente los primeros de una larga lista de maravillosas comidas mexicanas.
  3. El maíz. Más allá de su justificada fama como ingrediente básico en la confección de tortillas, el maíz – cuyos orígenes se remontan a varios siglos – también se presenta en una gran variedad de colores, texturas y sabores. Moler el maíz, hacer la masa, preparar los deliciosos discos y cocinarlos en el comal es un verdadero arte. El maíz es el sustituto del trigo en la dieta básica de los mexicanos. De cierta forma, hace que el pan se vuelva innecesario. Es uno de los ingredientes básicos de los antojitos y también se utiliza en ciertas sopas y aun en algunas bebidas típicas que se sirven como aperitivos.

La primer regla para comer en México es no apurarse. Mientras revisa el menú, pruebe una de las excelentes marcas locales de cerveza o bien un tequila derecho, servido en un pequeño vaso conocido como “caballito”.

Después vienen los antojitos o botanas. Le recomendamos no saltarse la variedad de sopas, que normalmente incluyen cremas o caldos mezclados con otros ingredientes como el nopal, el chile, la calabaza. También le recomendamos no olvidar las sopas secas como el delicioso arroz o la gran variedad de pastas.

Posteriormente lo invitamos a probar por lo menos una de las muchas entradas. México cuenta con diversas especies de pez fresco, como huachinango, robalo así como camarones gigantes. El pollo y las carnes son de excelente calidad en la mayoría de los restaurantes, y pueden encontrarse a la parrilla, asadas o fritas.

Los frijoles refritos son una guarnición casi omnipresente en la comida mexicana. Aun cuando las porciones suelen ser pequeñas, debido a los muchos tiempos de las comidas mexicanas, son con mucho suficientes. Después de la comida, viene el café y los postres. Termine su comida tan como la comenzó: con calma y disfrutándola.

MÉXICO DE NOCHE

De acuerdo con la típica costumbre latina, toda una nueva faceta de la Ciudad de México surge cuando se pone el sol.

La concentración más vívida de entretenimiento nocturno se localiza en tres áreas principales: el centro Histórico, particularmente en torno a la Calle Madero; en las muchas calles peatonales de la Zona Rosa y Polanco; y a lo largo de un buen tramo de Insurgentes, la avenida más larga de la ciudad y una de las más transitadas. Hay una gran cantidad de teatros, restaurantes, bares y discotecas. La moderna selección de techno, rock y música pop, se mezcla con la salsa latina, el merengue y la música country, ranchera, tropical o norteña.

Los mariachis son ya tan fuertemente identificados con México que es imposible no mencionarlos. La esencia de su arte se concentra todas las noches en la Plaza Garibaldi, una plaza llena de vida ubicada en uno de los barrios más antiguos de la Ciudad de México, en donde una docena de grupos de mariachis se reúnen y se presentan a los automovilistas para que los contraten en el momento o para llevar una serenata.

Muchos visitantes dejan pasar la oportunidad de asistir a espectáculos de primera clase que van desde recitales, conciertos, música sinfónica y ballet clásico. Estos eventos en vivo se llevan a cabo en el Auditorio Nacional o el Palacio de Bellas Artes. En el Palacio de los Deportes o en el Foro Sol puede usted asistir a conciertos de rock.

Los visitantes que buscan experiencias nuevas y divertidas apreciarán de sobre manera un espectáculo lleno de color y sabor mexicano: el mundialmente famoso ballet folklórico. Con sus brillantes colores, y su variada música, es posible presenciarlo todos miércoles y domingos durante prácticamente todo el año en el esplendoroso Palacio de Bellas Artes. Concebido por la coreógrafa Amalia Hernández, este ballet se ha convertido en un espectáculo de clase mundial.

CONSEJOS DE VIAJE

Clima: México ofrece un clima y una temperatura agradables durante todo el año. Sin embargo, debido a su altitud es posible experimentar cambios buscos de temperatura y las mañanas y tardes pueden ser sorprendentemente frescas aun en los meses más calurosos. Los meses más cálidos son Mayo, Junio y Julio.

Tipo de cambio: la moneda oficial en México es el peso. Actualmente el tipo de cambio oscila entre los 9.20 y 9.70 pesos por dólar estadounidense.

Transporte: la mejor manera de transportarse en la Ciudad de México es por taxi. Le recomendamos utilizar solamente taxis autorizados en el aeropuerto, radio taxis, o sitios de taxis en hoteles y restaurantes.

Salud: Recuerde que la Ciudad de México se ubica a una altura de 7,200 pies por encima del nivel del mar. Recuerde no excederse en sus actividades por lo menos durante los primero días de su estancia. Por otra parte le recomendamos beber solamente agua embotellada. Por lo demás los estándares de limpieza y sanidad en la Ciudad de México coinciden con las expectativas modernas.